Pequeñas reformas

Pablo 28 octubre 2013 0


rubiclean
Las grandes empresas que se dedicaban anteriormente a las obras importantes hoy lo hacen a menor escala, tanto que incluso aceptan realizar pequeñas reformas domésticas, como por ejemplo cambiar los azulejos de un baño o pintar una vivienda, cuando antes no se planteaban ni mucho menos realizar este tipo de obras menores. Pero la crisis acabó por reventar la burbuja inmobiliaria y muchas de ellas solo se han podido librar del cierre gracias a estos, por lo que sus trabajadores agradecen que la gente siga necesitando realizar pequeñas reformas en sus casas con las que poder mantener sus puestos de trabajo.

Esto a la vez ha supuesto un beneficio para el consumidor doméstico, ya que al disponer de una mayor cantidad de empresas que pueden hacer sus reformas, los precios están mucho más ajustados y hay muchos lugares donde escoger, lo que ha fomentado una reducción de los costes para los clientes, de lo cual se benefician.

Sin embargo, a la hora de contratar pequeñas reformas no hay que mirar únicamente el precio, pues algunas veces se hacen trabajos muy económicos que no ofrecen garantías, lo que al final acaba por convertirse en un gasto adicional al tener que contratar a otro que arregle lo que otros han estropeado por intentar abaratar los costes de un trabajo para quedarse con la obra.

doctor who season 5 episode 1